Cuando la gente piensa en usuarios típicos de GNU/Linux, probablemente piensa en programadores, administradores de sistemas, hackers y otros técnicos. Aunque los sistemas operativos GNU/Linux pueden ser excelentes para este tipo de usuarios, no es famoso para los creadores profesionales. Pero GNU/Linux es tan bueno para los creativos como para los técnicos.

Si eres un músico con un presupuesto limitado, GNU/Linux podría ser atractivo ya que hay una gran cantidad de aplicaciones de producción musical disponibles. Ya sea que estés componiendo una partitura, grabar audios o mezclando un álbum, hay software disponible para ayudarte.

Sin más dilación, vamos a ver unos pocos programas interesantes.

Audacity

1

 

Si no necesitas todas las características de un DAW, algo como Audacity podría ser para ti. Mientras que puedes hacer grabación y edición multipista, Audacity también tiene una interfaz muy simple. Esto lo hace más adecuado para trabajos de edición rápida que pueden sufrir de sobrecarga con algo como Ardour.

Además de las funciones básicas de edición, Audacity ofrece un análisis en profundidad con un modo de vista de espectrograma. También es compatible con efectos como LADSPA, LV2, VST e incluso con los plugins de la unidad de audio macOS. De hecho, Audacity es la aplicación más usada para grabar sonidos en todo el mundo.

Ardour

2

 

Si no necesitas todas las características de un DAW, algo como Audacity podría ser para ti. Mientras que puedes hacer grabación y edición multipista, Audacity también tiene una interfaz muy simple. Esto lo hace más adecuado para trabajos de edición rápida que pueden sufrir de sobrecarga con algo como Ardour.

Además de las funciones básicas de edición, Audacity ofrece un análisis en profundidad con un modo de vista de espectrograma. También es compatible con efectos como LADSPA, LV2, VST e incluso con los plugins de la unidad de audio macOS. De hecho, Audacity es la aplicación más usada para grabar sonidos en todo el mundo.

Ardour

 

3

 

Esta aplicación te permite componer, mezclar y secuenciar música en una sola interfaz fácil de usar. También es excelente para los usuarios de Hydrogen, ya que soporta la importación de archivos de proyectos de esa aplicación.

También puedes importar archivos MIDI en LMMS. Hablando de MIDI, LMMS es compatible con teclados MIDI y otros dispositivos. Puedes usarlos para controlar los dieciséis sintetizadores incorporados. Si no son suficientes, puedes agregar otros instrumentos con el soporte incluido de 64 bits VST.

 

Hydrogen

 

4

 

Las aplicaciones anteriores convierten tu PC en una máquina de cinta multipista, en una mesa de mezclas o en ambas. Hydrogen, por otro lado, convierte tu PC en una caja de ritmos y un secuenciador.

Hay más aplicaciones avanzadas disponibles, pero Hydrogen debería ser una de tus primeras opciones si estás haciendo ritmos en tu ordenador con GNU/Linux. Cuenta con una interfaz fácil de usar, tempo de toque y soporte para hasta dieciséis muestras por instrumento y por toque.

Rosegarden

 

b

 

Hasta ahora, las aplicaciones de esta lista se han centrado en el aspecto de audio de la creación musical. Si estás acostumbrado a componer música de forma más tradicional, Rosegarden es la aplicación para ti. Esta es una aplicación de composición y notación musical que te permite componer desde una simple melodía hasta una compleja sinfonía.

La aplicación tiene soporte de audio básico, pero no es tan rica como las otras aplicaciones de esta lista. Para llevar tu música desde el concepto hasta la producción, puedes exportar archivos MIDI e importarlos a una aplicación como LMMS.

MuseScore

 

5

 

Crea, reproduce e imprime partituras libre y gratuitamente. MuseScore es un software de notación musical de código abierto que se ejecuta en GNULinux, Windows y macOS y está disponible en más de cuarenta idiomas diferentes. Cuenta con un editor WYSIWYG fácil de usar con reproducción de partituras de audio para resultados excelentes, rivalizando con ofertas comerciales como Finale y Sibelius.

La mayoría de los elementos de MuseScore se disponen automáticamente, pero también se pueden colocar manualmente. Las capacidades de MuseScore se pueden ampliar mediante plugins, y el creciente repositorio en musescore.org contiene muchos plugins enviados por los usuarios.

MuseScore incluye un conjunto de sonidos que reproducen instrumentos comunes (tal y como los define General MIDI) sin ocupar mucho espacio en el disco ni memoria, pero también puede sustituir cualquier fuente de sonido que prefieras por una mayor variedad de sonidos o por un mayor realismo.

Otra herramienta interesante: Jack

Si echas de menos el uso de hardware en el que puedse conectar una pieza a otra y ver lo que sucede, JACK es exactamente lo que estás buscando. Como muchas otras aplicaciones de GNU/Linux, el nombre es un acrónimo recursivo, que significa JACK Audio Connection Kit. Se trata de un subsistema completo que permite tomar la salida de una aplicación y alimentarla en otra.

 

 

6

 

Muchas de las aplicaciones pueden usar JACK. Ardour, por ejemplo, depende en gran medida de ello. Esta no es una aplicación que se utilice por sí sola, pero combinada con otras aplicaciones de música, puede añadir una gran flexibilidad a la configuración.

 

Articulo localizado en maslinux.es

C.C

 

Lo + Leído

mastodon latinlinux
 
diaspora latinlinux
 
telegram latinlinux