Veréis como amante de la música me gusta mantener mi colección lo más actual y optimizada posible.

A veces nos encontramos con la preferencia de escucharla en determinado formato de archivo, el cual nos da mayor calidad de audio como el formato Flac o por motivos prácticos preferimos un archivo de formato donde prime el equilibrio entre espacio ocupado en el disco y calidad de sonido, en este caso un mp3 puede ir bien. Para todo ello los melómanos solemos tirar de artillería pesada que nos permita en cualquier momento descodificar archivos y cambiarle rápidamente el formato, e incluso eliminar o actualizar los metadatos del mismo.

1

En este sentido “los pesos pesados” son los llamados editores de audio que suelen ser los que más juego nos dan. Ejemplos conocidos son Audacity y Oceano-Audio dos buenos editores con múltiples funciones. Por otro lado conocidos reproductores de audio como Clementine, su símil Strawberry, VLC entre otros muchos también en un momento dado te pueden servir para transcodificar archivos de audio fácilmente y sacarte del apuro.

Es aquí cuando si lo que queréis es una herramienta sencilla, práctica y eficaz que además sea ligera y fácil de usar os recomiendo esta aplicación llamada SoundConverter, con la cual podes convertir archivos de audio entre multitud de formatos.

Tiene la capacidad de procesar todo los formatos de archivo que puede manejar Gstreamer (Ogg Vorbis, AAC, MP3, FLAC, WAV, AVI, MPEG, MOV, M4A, AC3, DTS, ALAC, MPC, Shorten, APE, SID, MOD, XM, S3M, etc. ) y dando como resultado final archivos del tipo de (Opus, Ogg Vorbis, FLAC, WAV, AAC y MP3, etc) Por otro lado también puede extraer audio de algunos archivos de video como el mp4 o similar.

Cabe destacar que esta aplicación es totalmente software libre y está escrita en Python y se sirve Gstreamen y los diferentes codificadores en función del tipo de archivo a procesar.

 

Instalación

En Ubuntu, Debian y derivados está en sus repositorios y lo podemos instalar con el siguiente comando.

& sudo apt install soundconverter

 

 

En distribuciones de Arch y derivados.

& sudo pacman -S soundconverter

 

 

También podemos instalarlo en paquetería del estilo Flatpak o Snap. Para mayor información podemos consultar su página oficial o la del proyecto en GitHub

Manejo de SoundConverter

Una vez instalado lo encontraremos en nuestro menú de inicio, la interfaz de la aplicación es de lo más espartana que he visto pero eso si es altamente funcional, lo cual no le quita merito al contrario disponemos de una aplicación sencilla de usar y muy polivalente y efectiva a la hora de convertir audio con eficacia y calidad extrema.

Simplemente arrastramos los archivos a convertir, como veis los tengo en distinto formato (Flac. Ogg, Waw, m4a) en la ventana principal del programa listos para el proceso y no vamos a preferencias del programa para personalizar el proceso de conversión tenemos algunos parámetros interesantes nada complicados.

 

2

 

Apartados de la configuración

Para acceder a ellos picamos sobre el icono superior de dos herramientas cruzadas nos desplegará la anterior ventana.

Lo primero que veos es el apartado de configuración llamado “Ubicación de los archivos de salida”

En este apartado de un modo sencillo podemos dejarlos en la misma carpeta de los archivos originales o que los guarde en otra carpeta diferente cuando este termine o incluso poder crear diferentes subcarpeta por archivo procesado. También podemos eliminar el archivo original.

En la siguiente configuración Llamada “Nombre del archivo de salida” desde donde podemos definir una serie de opciones que otorgarle al archivo resultante de la conversión entre otros.

También tenemos una interesante opción para borrar caracteres extraños de los nombres en el archivo definitivo.

 

3

 

Por otro lado en esta ventana más abajo en el “apartado de configuración del tipo de archivo” de Salida podemos configurar cómodamente el resudado final de nuestra conversión en el apartado de formato decidiremos el formato final que deseemos trae varias opciones: OGG Vorbis, MP3, Flac, MS Wave(wav), AAC(m4a), Opus.

 

4

 

Desde aquí también podemos configurar la tasa de unidades bits para conseguir una buena calidad de audio.

 

5

 

Podemos además otorgarle fácilmente el grado de calidad de audio deseado al archivo final, con varias opciones para personalizarlo recordar que a mayor calidad mayor peso del mismo.

 

6

En la parte inferior de la ventana tenemos también unas cuantas opciones más a tener en consideración como son:

  • Volver a maestrear

  • Forzar la salida en mono

  • Limitar el número de tareas paralelas

*Nota:

Veréis esa aplicación puede ejecutar la conversión en paralelo de infinidad de archivos a la vez, sirviéndose de cuantos núcleos activos de la CPU dispongamos en el sistema, lógicamente si los números de archivos son muchos o la configuración del producto final de las pistas de audio han sido configuradas para que den como resultado una calidad de audio extrema o muy alta provocará un consumo desmesurado de recursos. Para evitarlo es interesante seleccionar la última opción llamada “Limitar el número de tareas paralelas”, una vez seleccionada le indicará a la aplicación la cantidad de archivos que queramos se editen a la vez, de ese modo podemos configurar la cantidad de recursos que consume en su proceso, adecuándose a la capacidad de nuestro PC, mientras los demás permanecerán en espera a que concluya el número de archivos elegidos anteriormente en dicha función.

Convirtiendo archivos

Bueno una vez configurado el resultado final que queramos lo cual como veis no es muy complicado, yo para reducir la presión en el PC seleccione 3 archivos paralelos al mismo tiempo. Procederemos a iniciar el proceso de conversión desde el icono del lado superior izquierdo donde dice ¡como no! “Convertir” vemos como comienza el proceso y en paralelo como aparecen los primeros archivos en la carpeta que opte por crear para la ocasión. En unos instantes completa los 3 primeros archivos y continúa con los 3 siguientes de la lista y apenas en un minuto ya están listos para ser usados. Yo los pase en esta ocasión a mp3 por ser un formato bastante equilibrado entre el espacio que ocupa en el disco y la calidad del mismo, pero he probado en diferentes formatos y con todos funcionan de maravilla.

He de decir que también que cambie los nombres de los archivos, ya sabéis por motivos de copyright. He de comentar una interesante opción de esta aplicación, tiene la capacidad de borrar los caracteres extraños o poco usuales en los nombres de los archivos, si le indicamos eso y activamos la oportuna opción en el menú de configuración que vimos anteriormente, el resultado final aparecerá limpio de ellos automáticamente (no es necesario que os apostille en que cuestión es de gran utilidad esta función, ya que todos estamos pensando en ello en este momento).

 

7

 

 

Mas interesantes artículos sobre aplicaciones de audio

 click here dis